fbpx

Appie Ebook & Ecommerce

Las marcas con las que prefieren trabajar los influencers y por qué 

Las marcas con las que prefieren trabajar los influencers y por qué 

El marketing con influencers se ha convertido en una pieza fundamental de la estrategia de marketing, pero, como ocurre con todos estos elementos, también tiene sus aristas. Por un lado, las marcas se quejan en ocasiones de cómo funciona el propio universo influencer y de los datos que se generan. Por otro, los propios influencers lamentan desde los pagos hasta las exigencias de algunas marcas.

Y si encontrar rankings de buenas prácticas que las marcas deberían exigirles a sus influencers es habitual, quizás también lo debería ser encontrarse con listados de lo que los influencers esperan de las empresas con las que trabajan. Un estudio reciente —y de ámbito global— ha preguntado a los influencers por las marcas con las que mejor trabajan. De las conclusiones del análisis de F*** You Pay Me, que publica AdAge, se puede extraer el listado de cuáles son las marcas con las que prefieren trabajar los influencers.

A los participantes en el estudio se les pidó que valorasen desde cuánto les pagan por la colaboración hasta si las facturas se pagan a tiempo.

La marca mejor valorada por los influencers es Adobe: es con la que prefieren trabajar. El resto del top 10 de las mejores marcas para establecer colaboraciones es ecléctica. Aparecen marcas de primer nivel, pero también marcas muy de nicho. A Adobe le siguen Amazon, Michaels, BioGaia, Empress 1908 Gin, Hero Cosmetics, Bob’s Red Mill, Samsung, CurlSmith y Fera Pet Organics.

Frente a ellas, están las 10 que se sitúan en la cola, las que los influencers prefieren trabajar con ellas las menos, un listado con marcas muy de nicho: Crown & Paw, Glamnetic, MVMT, VIVAIA, GOLI Nutrition, Revive Superfoods, Fashion Nova, Truly Beauty, NAKD y Daniel Wellington.

Lo que hacen bien las marcas favoritas

Pero más allá de las listas, el estudio sirve para entender qué hacen las marcas que están haciendo mejor las cosas. Es decir, ayuda a comprender qué hace que una marca se convierta en favorita de los influencers y por qué les gusta especialmente colaborar con ella.

El estudio confirma que la clave está en las relaciones que se establecen entre las compañías y las estrellas de la red. Como explica la CEO del servicio, Lindsey Lugrin, al medio estadounidense, las marcas que se posicionan mejor “tratan a los influencers como seres humanos. Invierten en su relación con esta gente”.

Por el contrario, las marcas peor posicionadas ven a los influencers casi como algo a granel. “Los peores tienden a ver a los influencers como intercambiables, fácilmente reemplazables y se centran en el output y hacerse con valores creativos de la manera más barata posible”, indica.

Es decir, las marcas que han conseguido los mejores puestos han logrado establecer una relación mucho más fluida con los influencers. Incluso, no es difícil imaginar que el modo en el que eligen con qué cuentas colaborar unos y otros es también diferente, puesto que si lo único que te importa es tener datos al peso y cualquier influencer te sirve la selección previa será mucho menos exigente y atinada.